Que lo dejan mal parado

Fotografia de la Edición Impresa

Después de las acusaciones sobre Carlos Reinoso sobre amañar partidos cuando era técnico de León en 2003, el actual estratega del Correcaminos de la Liga de Ascenso negó la acusación y aseguró que no estuvo involucrado en dicha situación que ahora está manchando su imagen y carrera.

“Qué horror que haya gente así, que especule y que manche la verdad de alguien. Yo tengo nietos de 20 años y ven todo eso, le hacen un daño terrible a la familia por algo que nunca existió, es una estupidez, qué increíble que quieran manchar la carrera de alguien después de 20 años, lo hubieran hecho en ese momento”, expresó.

Asimismo, Reinoso destacó la buena relación que tienen con Carlos Santos y Camilo Romero de los Lagartos de Tabasco.

“He cenado cien veces o mil veces con Carlos Santos, no sé a que sale eso del periodista, bendito sea Dios que a uno lo avalan. Leo Castañeda, director deportivo de aquí de Correcaminos estuvo como jugador en Lagartos y era compañero de cuarto de Camilo Romeroy nunca se enteró de nada.

“Yo quiero mucho a Carlos Santos y Camilo Romero es de las personas que más quiero del futbol porque fue amigo de mi hijo, se me hace que tiene una falta de criterio de la gente que escribió eso, no voy a demandar a dos gentes de futbol, es una estupidez”, finalizó.