Ricciardo gana y “Checo” ya no levanta

Fotografia de la Edición Impresa

Daniel Ricciardo se impuso este domingo en un increíble GP de China, tercera fecha del calendario de la Fórmula Uno y quizás una de las carreras más emocionantes que ofrecerá la temporada 2018 en la que hubo prácticamente de todo.

Después del australiano de Red Bull, el podio lo completaron el finlandés de Mercedes Valtteri Bottas y su compatriota de Ferrari, Kimi Raikkonen.

El piloto mexicano Sergio Pérez perdió cuatro lugares respecto a su posición de partida y finalizó en el lugar 12, por detrás de su compañero en Force India, Esteban Ocon.

Los máximos favoritos para llevarse el Mundial de Pilotos, el británico de Mercedes Lewis Hamilton y el alemán de Ferrari Sebastian Vettel, finalizaron en cuarto y octavo lugar respectivamente.

La diferencia en la carrera celebrada en el Circuito Internacional de Shanghai fue la aparición del coche de seguridad en la vuelta 30 debido a un choque entre los dos monoplazas de Toro Rosso: Pierre Gasly y Brendon Hartley protagonizaban un incidente que hizo que el Safety Car entrara en acción y estropeara las estrategias que ya estaban marcadas por parte de todos los equipos. Sebastian Vettel, líder del Campeonato de Pilotos, se mantenía de cerca en la segunda posición mientras que Valtteri Bottas lideraba la carrera.

Los mecánicos de Red Bull aprovecharon el coche de seguridad para parar y ponerle neumáticos de compuesto blando (más rápidos) a Verstappen y Ricciardo y tras el ‘safety’ y comenzaron los adelantamientos. Primero el holandés fue por Hamilton, con quien se rozó, y después por Vettel, contra quien chocó y ambos monoplazas acabaron girando sobre la pista.

Verstappen fue sancionado con diez segundos mientras que el alemán no pudo recuperarse del percance.

Ricciardo voló después de salir de boxes al momento en el que el coche de seguridad giraba sobre el circuito y logró varios rebases hasta adjudicarse el GP de China, lo que significa la sexta victoria de su carrera dentro de la Fórmula Uno.

Alonso (McLaren), que salió desde la posición 13 y logró una notable remontada, fue uno de los pilotos que rebasó a Vettel y con los puntos sumados se sitúa en el sexto lugar del campeonato.