¡Uay, se la abren!

titulo pie foto texto pie de fototexto pie de foto

Durante el evento de la UFC que se realizó este fin de semana en Washington, Estados Unidos, Alistair Overeem y Jairzinho Rozenstruik, dos de los grandes pesos completos de la industria, protagonizaron un gran combate en el evento estelar. El combate dio un giro dramático en sus últimos cuatro segundos.

Todo parecía indicar que Alistair Overeem se llevaría la victoria; la única forma para que sucediera lo contrario era que Rozenstruik conectara un golpe de nocaut, y así fue.

“Bigi Boy” logró concretar un puñetazo brutal que noqueó al holandés que lo condujo al triunfo.

Sin embargo, lo impactante del golpe fue la herida que le provocó a Overeem, quien tuvo un corte en el labio superior y es una de las lesiones más impactantes que se ha visto en la historia de la UFC.