¡El toro lo hizo suyo!

Cornada-1200x600

El torero mexicano Antonio Romero tuvo una participación el fin de semana pasado en la Plaza de Toros México, en la que sufrió una de las lesiones más canijas que puede sufrir un matador de toros.

El ija se enfrentaba a “Caporal”, un cornudo que los tenía bien grandes, los cuernos, en un momento de la faena, el torero se descuidó y “Caporal” lo mandó directo al suelo una vez ahí, en una acción que duró unos cuantos segundos, el toro le dejó correr el pitón (cuerno).

La buena noticia es que no le hicieron más agujeros de los que ya tiene, la mala, es que el cuerno entró en el orificio más escondido de este pobre hombre, por un momento, el toro se convirtió en trabajador de Pemex.

Aquí tenemos el video:

Compartir
Artículo anteriorVochito fortachón
Artículo siguienteSe le pucheó la patita