Se divorcia por culpa de Uber

uber-calle1-960x623

Aunque suene a puro choro, pero esta note es de neta, un empresario de origen francés interpuso una demanda contra la empresa de transporte privado Uber, por unos 45 millones de euros.

Resulta ser, que por una falla en la aplicación con la que se piden los carros, la esposa de este carnal descubrió que le era infiel.

Según se pudo saber, el hombre pidió un servicio con  el teléfono de su esposa, es decir, abrió su cuenta en el teléfono de la esposa y pidió el servicio, pero por un error en la aplicación la esposa estuvo recibiendo notificaciones de la ruta por la que su marido viajaba.

Desde entonces, cada viaje que el señor hacía, le seguía apareciendo a su vieja.

El carnal le echó la culpa a Uber por haber sido la causa de que su vieja se divorciara de él, los jueces informaron que el primer juicio se realizará el mes que viene.