Lo que parecía un viaje tranquilo y relajado, casi termina siendo una tragedia. El chisme sucedió ayer a las 2:30 de la tarde, cuando Luis Aguayo Collí iba sobre la carretera con rumbo al puerto de Celestún en un camión de carga, entonces una nave se le metió en el camino y pa’ no estamparse con él, trato de esquivarlo, pero en su intento perdió el control y se salió del camino.

Luis Aguayo chismeó que aquel vehículo viajaba hecho la máuser y por no querer golpearlo con su camión, intento hacer algunas maniobras yendo de izquierda a derecha, pero fue entonces que perdió el control y se salió del camino, yéndose derechito a la maleza, en la que recorrió varios metros hasta que se volcó en medio del monte.

El vehículo es un camión de 3.5 toneladas, placas YR-01-945, que pertenece a la empresa carnicera. Cabe mencionar que no llevaba carga en el camión, por ello, no hubo víctimas porcinas que lamentar como ha pasado en otros accidentes.

El pobre conductor, que salió ileso del acostón que dio con el camión, tenía como destino final la granja que la empresa tiene allí por el entronque con la carretera que jala pa’ Chunchucmil y Celestún.

La tira municipal llegó al lugar y metieron mano al asunto, así como también le cayeron los paramédicos de la SSP por algún herido hubiera, pero al final no fue necesario llevar a nadie, debido a que todos tuvieron unos raspones, pero muy leves.