Un papá le gritaba a su hijo que lo matara a él y no a su esposa, mientras defendían a la nuera de la tremenda golpisa que el chaval le propinaba.

En el municipio de Kinchil se armo tremada bronca en la calle 16 con 21 y 23 de la colonia San Miguel, cuando un Luis de 19 años le daba una tunda a su mujer.

Al ver la situación los hermanos de la victima se metieron en el pleito para calmar al chaval y así poder correrlo de su casa.

Esto solo hizo que Luis se enojara más por lo que fue a la cocina para tomar un arma blanca, cabe mencionar que se encontraba alcoholizado.

Al ver la situación sus papás lo siguieron para evitar una tragedia pero con el forcejeo Luis acuchilla a su papá a la altura de su estomago.

La mamá de Luis intentó quitarle el cuchillo pero la señora terminó con dos dedos cortados, los testigos al ver que todo empeoraba llamaron a la policía.

Al padre herido le ayudo tener complexión gruesa, ya que la lesión no daño órganos vitales.