Varios vecinos de Tizimín andan bien preocupados, pues en la ciclopista con rumbo a la salinera, hay un jacalito donde según los chismes, van chavitas a vender su “deysi”, además que se vende trago y cheva clandestina en el lugar.

Nuestro reportero chiloso se dio un rol por el lugar y varios vecinos lechismearon que a diario se ve el movimiento de vehículos y de trabajadores que se meten al camino de terracería con volquetes, ya sea a tomar las chevas o a pagarle a una nena por un palito.

Una doñita que vive por el rumbo, dijo que ella no ha visto chavitas, pero si a nenas de entre 25 y 50 años de edad, que todos los días pasan para ir a una casita de tablas que está a un lado de la ciclopista, donde según dice, vende sus carnes.

Berró que pese a que no está permitido el paso de vehículos en la ciclopista, hay personas que se meten sobre la calle 87, a un costado de la ex bodega del Andsa y después de cruzar las rieles del tren y la ciclopista, dejan sus coches estacionados, hasta que les toque turno para echar su palo.

Ante esta bronca, el director de la Policía Municipal, dijo que la tira ya se dio su rol por ahí, pero necesitan agarrar a alguien en la jugada para que sea detenido.