Los de Kanasín andan que se los lleva la tostada y es que les robaron la estatua del personaje que los hizo famosos, la del “Chel de Kanasín”, que se encontraba justo en frente de la comandancia de la tira municipal.

“Para que vea como está la vigilancia en el pueblo, les robaron en sus narices y ni en cuenta”, dijo María Baas, quien era una de las personas indignadas porque les habían llevado a su “Mango chupado”.

Como recordará, hace un buen falleció el buen Omar Suárez Argáez, mejor conocido como “Pepillín”. Entonces como tenía un personaje llamado “El chel de Kanasín”, pues los demás cheles le construyeron un “menumento” en honor a “Pepillín” en el que está con el otro personaje, “Jorgito”.

Pero ayer la gente empezó a pasaerse por el parque, para ir al mercado o a la iglesia y se dieron cuenta que el “Chel” no estaba, cosa que hizo que el hígado se les hinchara como si la vejiga estuviera reteniendo líquidos.

La figura estaba hecha de yeso, así que mucho valor, pues no tiene, económicamente hablando, pero el valor afectivo es mucho, así que los ijas estaban pensando que seguro era asunto de los vándalos del pueblo.

Pero lo más ingón de todo es que la policía municipal de Kanasín estaba perdida, bueno, ni enterados estaban de que se había perdido la imagen. “No tenemos el reporte”, dijeron en la comandancia, que por cierto, se ubica en frente de donde estaba el busto, ¡hey! no ese busto que piensan ijas, sino el de “Pepillín”.

Hace dos años le dieron su manita de gato a la imagen porque estaba toda abandonada, tenia un buen de caca de pájaro encima y esas cosas.

Pero la policía municipal no es la única que se quedó jetona en la guardia, al parecer, igual los de la policía estatal, ya que ellos tienen una cámara en la esquina y ni ellos pudieron captar el momento en que se llevaron la imagen, y eso de que haya cobrado vida y se haya ido… como que no.