Un joven de 16 años de edad fue hallado muerto por su madre en una vivienda del fraccionamiento Juan Pablo II de Mérida.

De acuerdo con la información obtenida, el chavito habría aprovechado que estaba solo en su casa para quitarse la vida.

Te puede interesar: Falsa alarma presunto asalto a banco del centro de Mérida

Su madre llegó a la vivienda, ubicada en la calle 45 con 20 del fraccionamiento Juan Pablo II, cerca de la una de la tarde y fue a buscar a su hijo para que comieran, pero al abrir la puerta del cuarto lo encontró colgado con el cuello atado a un hamaquero.

La mujer comenzó a dar gritos pidiendo ayuda y varios vecinos acudieron a ella, llamaron al número de emergencia y al lugar llegó una ambulancia, pero los paramédicos indicaron que ya nada se podía hacer por el joven.

La policía tomó conocimiento del caso y el Ministerio Público abriría una investigación al respecto.

Síguenos en Facebook: ¡Al chile!