Socorristas de la ssp tratan de salvar la vida al motociclista, pero no lo consiguieron al final de cuentas
Socorristas de la ssp tratan de salvar la vida al motociclista, pero no lo consiguieron al final de cuentas
Socorristas de la ssp tratan de salvar la vida al motociclista, pero no lo consiguieron al final de cuentas

Un trágico accidente ocurrió la mañana de ayer en la colonia García Ginerés, en Mérida, en el que un motociclista integrante del club de motociclista del Mayab, alcanzó el sueño eterno al impactarse su moto con el costado izquierdo de un Toyota Yaris, conducido por una doñita.

De acuerdo con los chismes, el accidente ocurrió a las 8:30 de la mañana de ayer en la avenida Colón con 30 de la colonia García Ginerés.

Según lo que contaron los chismosos en el lugar, el auto Toyota Yaris, manejado por Guadalupe Escobedo Martínez, iba rolando de Poniente a Oriente sobre la avenida Colón, en el mismo sentido pero en el carril izquierdo rolaba la motocicleta deportiva de color azul, placa 2-HUK-8, manejada por Eduardo Antonio Fortuny Loret de Mola.

Al llegar a la calle 30, la guiadora del Toyota dobló hacia su lado izquierdo para rolar hacia el Norte. La maniobra ocasionó que la motocicleta se estrellara en el costado izquierdo del nave.

Por la fuerza del trancazo, el infortunado motoneto salió volando de su nave e impactó su cuerpecito con la fachada de un predio. El auto siguió su trayectoria y terminó chocando con el misma cantona.

En el costado derecho del auto quedó el cuerpo del motociclista y en el otro quedó la motocicleta. Paramédicos de la SSP, auxiliaron al motociclista para intentar salvarle la vida; sin embargo, fue imposible debido a la gravedad de las lesiones.

La guiadora entró en crisis nerviosa, por lo cual fue auxiliada por los mismos paramédicos, dijo en su defensa que encendió sus direccionales para indicar que doblaría.