Poli se estrella contra una casa tras desmayarse al recibir una pedrada en Umán

Un poli terminó dándose contra una casa después de quedar inconsciente al recibir una pedrada durante una riña en Umán

Umán.- La noche de ayer terminó con un tremendo zafarrancho en la colonia San Francisco, el cual dejó un saldo de un poli descalabrado, una patrulla dentro de una vivienda y otros heridos.

Eran aproximadamente las diez de la noche de ayer, lunes 20 de mayo, todo iba con tranquilidad por la calle 9 entre 24 y 26 de la colonia ya mencionada, hasta que de un momento a otro se desató la locura.

Al poco rato, los agentes municipales recibieron el reporte de una intensa riña en dicha zona, por lo que acudieron para verificar y disipar lo que se les dijo era una pelea entre las bandas de los “Gatos” y los “Tecos”.

Te podría interesar: Chamaquito de Tecoh perdió la vida durante su trasladado a un hospital de Mérida

Cabe mencionar que, el altercado ocurrió muy cerca de la zona en donde se realizaba la corrida de la Fiesta Tradicional en esta colonia, por lo que era un riesgo potencial para los vecinos.

Según lo chismeado, el pleito de pandillas comenzó porque las bandas rivales se toparon entre sí y debido a viejas rencillas, los involucrados comenzaron una pelea, la cual escaló hasta ser una batalla campal a golpes y pedradas.

Asustados por el asunto, los residentes le dieron aviso a los uniformados, y fue así que, al llegar al sitio, el chófer de la unidad 327 recibió una pedrada en la cara, pues los vándalos comenzaron a lanzarle rocas a la patrulla al ver su llegada.

Con la intención de dispersar a los rijosos, los polis hicieron sonar sus sirenas. Cabe mencionar que, cuando el agente recibió la pedrada, este se desmayó; lo que ocasionó que la camioneta quedara sin control y chocara contra la casa de don Aurelio C.

Familiares y vecinos agredieron a los polis y confiscaron la patrulla

La unidad policiaca terminó aplastando un triciclo, la casa de los perros e inclusive hasta un perro. Cuando los vecinos y familiares de la casa afectada escucharon lo ocurrido, de volada se acercaron a auxiliar a los habitantes.

Por su parte, el chófer de la patrulla resultó con el tabique nasal fracturado y un fuerte traumatismo craneoencefálico.  Sin embargo, los otros oficiales que iban en la patrulla fueron agredidos por familiares y vecinos.

Ya que, según lo chismeado por ellos, el chófer la unidad había perdido el control a ir a alta velocidad y sin precaución. Por el grado de la situación, los uniformados pidieron apoyo a su central, y poco después llegaron más polis.

Pese a las agresiones de la gente, los uniformados lograron sacar de la patrulla a los que estaba dentro de la propiedad y posteriormente los llevaron a un hospital para su atención.

Debido al enojo de las personas, no se llegó a un acuerdo para la reparación de los daños y así sacar la patrulla, la cual quedó retenida por vecinos y familiares de los afectados.

Los ánimos se caldearon pues incluso agredieron al ajustador de seguros por una confusión, pues familiares de los habitantes de la casa dañada pensaron que era un agente que  pretendía rescatar la patrulla; otros dijeron que la agresión fue pensando que era un reportero.

Síguenos en Facebook: Al chile Yucatán