La presunta desaparición de Esther Jiménez González, de 35 años y vecina de Mérida, quien chambea como mesera en Hunucmá, movilizó a policletos para localizarla.

Se supo que Esther Jiménez salió de su cantona en el Fracc. Bosques del Poniente en Mérida, a las 10 de la mañana del sábado rumbo a Hunucmá.

Sus familiares, entre éstos su pareja, Pedro Romero, de 55 años, se preocuparon pues no regresó el sábado en la noche, por lo que el domingo la reportaron a la Policía Municipal para hallarla.

En el bar donde trabaja se informó que se fue como a las 9:30 p.m. con un fuereño.

Sus familiares y la Policía Municipal trataron se contactarla por medio de su teléfono celular, pero nunca hubo respuesta.

Ayer a las 7 de la mañana fue ubicada frente a la termina del F.U.T.V., al parecer, cuando se disponía a viajar a Mérida. La Policía la invitó a ir a la Comandancia, tras explicarle que fue reportada extraviada.

La mujer dijo que nunca estuvo extraviada, fue entregada a su pareja y otros familiares.