sábado, septiembre 25, 2021

Se llevan miel y abejitas

Ya no se puede con los ladrones, solo porque unos compañeros pasaban en el momento en que estaban cometiendo su fechoría, no se llevaron todas mis cajas de miel, señala Rubén Solís León, de 65 años de edad, al que los amantes de lo ajeno le robaron ayer siete cajas con todo y abejas.

Los hechos se registraron en los montes donde en algún tiempo estuvo la unidad citrícola Felipe Carrillo Puerto, a la vera de la avenida que comunica a Hunucmá con la carretera Mérida-Tetiz.

Fernando Chan Ventura, uno de los posesionarios de esos montes, explicó que los trabajadores de una parcela cercana fueron los que evitaron que el robo sea mayor, al transitar en el camino rústico que conduce a esos montes y en donde en ese momento se encontraban los ladrones, quienes iban en una camioneta de color rojo.

Los ladrones fueron descubiertos aproximadamente a las 2 de la tarde, cuando ya habían logrado subir siete cajas, de un total de 13 que había.

—Cada caja tiene un costo de $2,000 aproximadamente, pero en el caso de los ladrones generalmente lo malvenden, sin importarles el sacrificio que sus dueños hacen para obtenerla —comentó Chan Ventura.

Al lugar hicieron acto de presencia elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, abordo de la unidad 6289, y de la Policía Municipal.

Para llevarse las cajas, los cacos las envuelven antes en miriñaque, lo que hace pensar a los afectados que conocen de la actividad.

 

Publicidad

Las más leídas

Publicidad