Los que están salados son los chambeadores de Izzi. A un mes de que uno de ellos sufriera una descarga eléctrica, otro se dio un tremendo guamazo al caer del techo en el que se encontraba chambeando.

El lesionado que sólo alcanzó a boquear su nombre, Omar Pérez Cruz, y que es originario de Puebla.

De acuerdo con el chisme de la Policía Municipal, Omar Pérez llegó ayer después del medio día a bordo de un automóvil de la empresa Izzi pa’ instalar un servicio en una tienda ubicado en la calle 37 entre 126 y 124 de la colonia Nueva Yucalpetén.

El trabajador colocó la escalera y comenzó a realizar su chamba, pero poco después de las dos de la tarde cuando estaba por concluir sus labores, resbaló y cayó del techo, dándose un buen golpe.

El empleado se aporreó espalda, brazos y piernas, quedó tendido en la entrada de la tienda, el encargado del negocio al escuchar el ruido salió y vio que Omar Pérez estaba tirado y bramaba de dolor, así que enseguida gritó a la Policía Municipal para reportar el accidente y pedir que enviaran una ambulancia.

Paramédicos de la Cruz Roja llegaron al lugar del accidente, estabilizaron al accidentado, le colocaron un collarín; después que lo pusieron en una camilla, lo subieron a la ambulancia y lo llevaron de boleto a la clínica del Seguro Social del Progreso para que le dieran su buena checada.