como si fuera un perrito, así la amarraron y la llevaron al monte

Una boa de 2.5 metros sorprendió a vecinos de la calle 26 con 35 y 37 de Motul, la vieron en una cantona.

La familia que la encontró la vieron arrastrarse campantemente en su casa, lo que les enchinó la piel del susto, al parecer la “och can” estaba buscando qué comer.

La larga boa fue capturada por uno de los valientes vecinos.

Luego de exhibirla por varias horas a la puerta de su casa, el sujeto la llevó a los montes fuera de la ciudad para liberarla, con el objetivo de cuidar la fauna y el medio ambiente.