El cuerpo sin vida de un joven fue encontrado esta mañana, en el patio de una casa ubicada en la colonia Mercedes Barrera.

El ahora occiso tenía 23 años, era adicto a los estupefacientes.

El cadáver fue hallado por su tío, ya que ambos compartían el inmueble.

El familiar señaló que vio al joven la noche del lunes, pues bebieron juntos y a eso de las 9 se fueron a dormir.

Terrible fue su sorpresa, al entrar esta mañana al cuarto y no verlo. Fue entonces que salió en búsqueda de su sobrino.

Al llegar al patio de la casa, se topó con el cuerpo colgado de una mata intento ayudarlo y lo descolgó, lo llevó a un sofá y dio aviso a la policía.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, confirmaron  la ausencia de signos vitales en el joven.