Malene Favela y su esposo australiano están pasando por un difícil momento en su matrimonio. ¡Él la dejó a cargo de su bebé!Después de poco más de dos años de matrimonio, Marlene Favela, de 42, y su esposo, el empresario australiano George Seely, de 47, están enfrentando una crisis en su matrimonio, la cual puede derivar en un divorcio.

Y es que, según lo que nos platicó un amigo de Marlene, en su relación todo cambió tras la llegada de su primera hija, pues la atención de la actriz se volcó únicamente en ella; pero la gota que derramó el vaso fue la decisión de la duranguense de regresar a las telenovelas: 

View this post on Instagram

🌸👶🏻🌸 @bellaseely_

A post shared by Marlene Favela (@marlenefavela) on

Te puede interesar: Critican a Marlene Favela por ponerle cubrebocas a su nené

-Cuéntanos, ¿qué pasó con Marlene y George? “Desde hace meses estaban teniendo problemas, pero todo explotó hace como dos meses, que fue cuando Marlene le pidió que se dieran un tiempo para enfrentar esta crisis en su matrimonio y saber si todavía quieren estar juntos”.  

-¿Por qué le pidió tiempo? “Siempre habían tenido problemas, pero todo empeoró después del nacimiento de su hija; Marlene deseaba tanto ser mamá, que descuidó su matrimonio, y él empezó a sentir que ella ya no lo atendía como antes, pues sólo se dedicaba a su hija”.


-¿Por qué dices que siempre han tenido problemas?
“Nunca tuvieron una buena comunicación porque no hablan el mismo idioma, George no habla español y a Marlene se le dificulta mucho el inglés; desde ahí fue un problema, porque hasta cuando peleaban no se entendían”.  

-¿Entonces por qué se casaron? “Aunque Marlene sí se enamoró, pues George se le hizo un hombre muy interesante y guapo, ella sentía que se le estaba pasando el tren y quería ser mamá”. 

 -¿George también se enamoró? “Yo creo que sí se encariñó, pero no se veía enamorado; era poco cariñoso con Marlene, siempre le daba por su lado y no le gustaba que ella fuera tan encimosa con él, pero yo creo que tiene que ver con su cultura”. 

 -Hablas como si ya no fueran a regresar… “Yo siento que no van a regresar; veo a Marlene muy decidida y muy bien sin él. Es una gran actriz y una mujer guapísima, cualquier productor quisiera trabajar con ella, y la verdad es que se había detenido mucho por estar con George, se había vuelto ama de casa, pero ella nació para trabajar, ama la actuación”. 

-¿Desde que se casó se fue de México? “Sí, cuando recién se casó, en 2017, se fue a vivir a Australia, de donde es George, iban y venían a México para ver a la familia de Marlene; después decidieron irse a vivir a Los Ángeles para estar en un punto medio de las dos familias, y allá nació su bebé; pero en diciembre del año pasado Marlene le pidió venir a México y retomar su carrera, él se enojó mucho porque en su cultura la mujer sólo se dedica a ser ama de casa, el hombre es el que provee, pero cuando se casaron, ella nunca pensó en eso y se dio de topes”. 

 -¿Qué pasó después? “Ella le pidió viajar a México para presentar a la niña con la Virgen de Guadalupe y él aceptó, pero en cuanto llegaron, empezaron a buscar a Marlene para entrevistas, la invitaron a programas y él no lo soportó; tuvieron una pelea muy fuerte, él tomó sus cosas y se fue, la dejó”. 

Te puede interesar: Qué siempre sí vuelve a las telenovelas

-¿Así nada más? “Sin más ni más, se fue y la dejó en su departamento aquí en México y él tomó un vuelo a Australia. Marlene lloró muchísimo, y aunque quedaron en que se iban a dar un tiempo, ella ya ve tan perdido su matrimonio, que ya no usa su anillo, yo creo que no tardan en meter la demanda de divorcio, en cuanto pase todo lo de la pandemia, porque creo que hasta coraje le está agarrando”.  

-¿Coraje por qué? “Porque él era muy grosero con ella, muy seco, muy hostil en su forma de hablar y eso no le gustaba a Marlene; y lo que más la lastimó fue que se portara como si no quisiera a su hija, cuando la niña lloraba, se la daba a ella, casi no la quería cargar, nunca le ayudaba en nada; su embarazo lo vivió sola, pues el otro siempre andaba de viaje”.  

-¿Marlene se va a quedar en México? “Sí, tiene todo el apoyo de su familia; su mamá la está ayudando con la bebé, si se regresa a Los Ángeles, estaría  sola. Además, desde que llegó a México está buscando ser parte de un nuevo proyecto televisivo; en cuanto se reanuden todas las actividades, seguirá buscando regresar a la televisión. Ahora anda muy activa en YouTube y en las redes para que los productores la tengan presente”. 

-George borró todas sus fotos de Instagram…“Sí. Yo digo que él ya dio por terminada la relación, pues borró todas las fotos con Marlene y con su hija”.  

-La gente especuló que se trató de una infidelidad…
“Pues Marlene nunca perdonaría una infidelidad; aparte, él tiene fama de mujeriego y todo mundo trató de hacerle ver eso a ella, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver. Te mentiría si te digo que soy testigo de eso, pero podría ser muy probable”. 

View this post on Instagram

Someone watches us !!!!! 👶🏻Bella

A post shared by Marlene Favela (@marlenefavela) on

 -¿No la ha buscado? “Desde enero que se fue, sólo una vez le habló para saber cómo estaba la niña, pero nada más, no le ha dicho si va a regresar y tampoco ella se lo preguntó. Yo creo que a él le cayó de maravilla la separación, porque puede seguir con su vida como siempre; le gusta la soltería, siempre le ha huido al compromiso”. 

-¿Sabes si él se sigue haciendo cargo de los gastos? “No lo sé, pero Marlene es la que se hace cargo, además él luego le decía que sele caían proyectos o que necesitaba algo para invertir, y Marlene era quien le daba dinero. Aparte, él nunca se ha hecho responsable de sus hijos, así que dudo que se haga responsable ahora”.  

-¿No se siente mal de perderse esos momentos de la bebé?
“Para ser sinceros, Marlene era la más emocionada con la niña, y él es más frío; seguro la extraña porque es su hija, pero quien más la anhelaba era ella”.

-¿No lo extraña?
“Antes de la cuarentena, ella estuvo muy ocupada; pero ahora tal vez sí lo extrañe”.  

-¿Crees que sea definitivo? “Por lo último que platiqué con Marlene, sí. Ella no necesita a un hombre a su lado, quería ser mamá y ya tiene al amor de su vida al lado. Seguro va a tener mucho trabajo cuando las actividades se retomen, y así se siente plena, ella está bien. Estoy seguro de que terminando la cuarentena, Marlene irá a meter la demanda de divorcio”, concluyó.