Los que andan dejando el “maus” de la computadora todo pegajoso son los calenturientos que se toparon con las fotos de la sabrosa de Jennifer Lawrence, pues en esta ocasión le tocó a la werita que le sacaran sus fotos pornochas.

No se sabe si la chamaca fue víctima de un hacker, de un ladrón que distribuyó imágenes o si ella misma las dejó filtrar, pero lo cierto que es que estas fotos ya están rolado por todas partes y se las dejamos pa’ que le echen un ojo.