viernes, octubre 30, 2020

¿Cuándo amerita llevar a tu bebé a urgencias?

La Organización Mundial de la Salud advirtió en días pasados que la pandemia del Covid-19 causó una disminución en el registro de vacunas de menores, entre ellos bebé que aún están en sus primeros meses de vida; una etapa importante para que creen anticuerpos que los ayudará a reforzar su sistema inmunológico.

Muchas madres temen llevar a su bebé en tiempos de Covid-19

Si bien es cierto que muchas madres temen visitar los centros de salud por miedo a exponer a sus pequeños al contagio del nuevo coronavirus; existen ciertas señales de alarma que ameritan una visita al área de urgencias en caso de presentarse, especialmente en el recién nacido.

De acuerdo con la Guía de Salud de Niños y Niñas emitido por el IMSS en 2018, existen al menos 11 señales de alerta de los primeros días de un bebé que deben ser tratados por especialistas, antes de aplicar cualquier remedio casero, especialmente porque en ningún caso es recomendable la automedicación.

Problemas en el hígado del recién nacido

La primera señal de alarma, quizá la más importante, es la detección de atresia de vías biliares, ya que es un padecimiento en el hígado del recién nacido, que de no ser atendida a tiempo podría causar la muerte antes de los dos años.

Algunas señales de alarma ante esta emergencia son: ictericia (color amarillo de la piel), hepatomegalia (crecimiento del hígado) y heces fecales hipocólicas (blanquecinas o con poco color).

Los padres pueden evaluar lo anterior a través de un esquema que se incluye en la propia cartilla de vacunación del niño o niña, como se muestra a continuación:

¿Cuándo amerita llevar a tu bebé a urgencias?

Te puede interesar: OMS: México quiere tener accesos rápido a la vacuna Covid-19

¿Qué otros males requieren urgencias?

Es importante destacar que los padres deben estar alertas a estos síntomas entre los 7 y los 30 días de vida de su bebé. De acuerdo con el listado presentado por el Instituto, es necesario asistir al área de urgencias si:

  • Rechaza el alimento.
  • Vómitos frecuentes (el reflujo puede ser normal en los primeros tres meses, por lo que no se considera en sí vómito).
  • Si el bebé está decaído.
  • Diarrea.
  • Sangrados en cualquier sitio.
  • Dificultad para respirar.
  • Secreción del cordón umbilical.
  • Color morado en los labios y uñas.
  • Color amarillento en la piel.
  • Llanto continuo.
  • Fiebre (de 38 o mayor grados).

Síguenos en Facebook ¡Al chile! Yucatán

Publicidad

Las más leídas

Publicidad