viernes, diciembre 3, 2021

Parió a su bebé muerto, producto de una violación y que no sabía que esperaba. Fue sentenciada a 30 años de cárcel

Evelyn Hernández es una joven salvadoreña de 19 años que pasará 30 años en la cárcel por parir a su  nené muerto, que ni siquiera sabía que esperaba.

El pasado 6 de abril tras un dolor muy fuerte en el vientre, expulsó a su bebé en el baño, perdió el conocimiento y fue llevada al hospital por su madre.

La chamaquita, estudiante de secundaría, había sufrido por 6 meses abuso sexual por un miembro de una pandilla. Dice que sangraba periódicamente y nunca se dio cuenta que por una de esas violaciones había quedado embarazada.

Esta semana fue sentenciada a 30 años de prisión por “homicidio agravado en perjuicio de su hijo recién nacido”, pues señalan que es culpable de no buscar atención prenatal y propiciar la muerte de su chiquito.

En el Salvador el aborto es ilegal bajo cualquier circunstancia, como la violación, por lo que  varias mujeres han sido encarceladas en circunstancias similares.

 

 

PUBLICIDAD

LAS MÁS LEÍDAS

PUBLICIDAD