sábado, julio 31, 2021

El niño que sale de su tumba por miedo a la oscuridad

Esta es la historia de un pequeño que cada noche sale de su tumba en el Panteón de Belem en Guadalajara, Jalisco.

Ignacio Torres Altamirano o mejor conocido como“Nachito”, fue un niño nictofóbico, esto es, miedo a la oscuridad. Para dormir, sus padres colocaban dos antorchas para iluminar.

Un día se dice que cayó una tormenta muy fuerte que logró apagar las antorchas de la habitacion del niño. A la mañana siguiente, sus padres al querer despertarlo lo encontraron muerto en su cama. El reporte médico indicó al infarto como causa de muerte.

La noche del entierro,  mientras hacía su recorrido, el velador escuchó el sonido de alguien estuviera removiendo o escarbando alguna tumba, el sonido provenía de la tumba nueva, la de NachitoLo que encontró fue la tumba vacía y ataúd en el exterior, al asomarse encontró al niño vestido de blanco, un crucifijo y un rostro lleno de paz. El vigilante volvió a enterrar el ataúd para que no pensaran que él lo había sacado.

Te podría interesar: Cómo bajar brujas con la oración: ‘Las 12 verdades del mundo’

Durante los siguientes 10 días siempre encontraba lo mismo: el féretro fuera, por lo que volvía a enterrarlo. Del miedo, advirtió a la policía del hecho y éstos a su vez, a los padres de la criatura.

El pequeño huía de la oscuridad

La madre al enterarse del acontecimiento, entendió que su hijo pese a haber muerto seguía teniéndole miedo a la oscuridad a lo que salía a la luz. Para que no se repitiera, la familia decidió colocar su tumba al exterior, fuera de la tierra.

Ahora, la gente de Guadalajara visita cada 24 de mayo (día de su fallecimiento) a dejarle juguetes a Nachito.

Síguenos en Facebook ¡Al chile Yucatán!

Gilmer Eb
Amante de las redes, redactor multimedia y reportero de calle de vez en cuando. Soy orgullosamente colaborador de Grupo Megamedia.

Publicidad

Las más leídas

Publicidad