Son dos las historias terroríficas que se cuentan de “La casa del Cura”.

Adentrado en el monte se encuentra una casa de gran proporción, la cual se cuenta era de un cura de la religión católica. Dicha casa se encuentra en total abandono y en notable descuido, pero también se deja entrever los lujos que tenía.

Se cuentan dos historias de la casa del cura, una más aterradora que otra. Una de estas historias (la más conocida), dice que entre las funciones principales del sacerdote se encontraba exorcizar y liberar gentes que tenían una posesión, lo cual en una de tantas ocasiones algo salió mal y fue poseído, posteriormente tuvieron que llevarlo al mismo Vaticano para liberarlo del ente que lo aquejaba.

La segunda historia es según dicen videntes es la historia real, la cual dice que el sacerdote no era exorcista, pero si estaba cansado de todos los abusos de la religión católica, todas las mentiras y es por ello que se retira de la comunidad católica.

Al tratar de buscar la religión verdadera, se topa con diferentes cultos y sectas, hasta que en una ocasión un sacerdote satanista se acerca a él para envolverlo en sus creencias, hasta el punto de llevar gente a su casa para alimentar a los seres y demonios que había invocado junto a este satanista.

Gente sin hogar, vagabundos, niños de la calle e inclusive mujeres que ofrecían compañía eran sus predilectas.

Mi experiencia en ese sitio:

Al llegar al lugar se sentía un escalofrío recorrer el cuerpo por las experiencias pasadas de un servidor, a pesar de que en esta ocasión ingresaría acompañado. Este es uno de los sitios en los que no me gustaría presenciar una manifestación ya que se que lo ahí se encuentra.

Hacía falta adentrarse un poco en el monte para ver la casa, esta no se veía vieja ni descuidada (no había humedad ni filtraciones de agua como en otras casas a las que he ido) y ligeramente vandalizada, lo cual dejaba ver que la construcción no tenía mucho tiempo en abandono.

En la parte posterior se encontraba una palapa con una alberca, donde se podía percibir una presencia, ó al menos eso ocurrió en la primera ocasión en la que fui.

Esta casa no parecía ser muy grande, pero unos metros más adelante se encontraba otra casa, la cual aparentemente pertenecía de igual manera a este sacerdote, esta segunda casa contaba con dos plantas y con un bastantes cuartos tanto en la parte de abajo como arriba (cuatro abajo y dos arriba).

La “segunda” casa del cura

Al ingresar a esta segunda casa se puede notar cómo han sido varias las personas que han buscado y hurtado lo más posible ó simplemente han buscado pasar la noche ahí.

En la parte de abajo se pueden ver algunos de los lujos que esta casa tenía los cuales son mayores a los de la casa que se visito antes, aún se pueden ver muebles, repisas y una estructura bien conservada en un amplio terreno que contaba también con una alberca, mucho más grande que la que vimos primero.

En la segunda planta se encuentra un cuarto alfombrado en el cual se dice se presenta la mayor pesadez de ambiente y por lo mismo se dan la mayor cantidad de manifestaciones según han comentado, además de ser el lugar de la casa donde probablemente se hacían ritos como se ve en algunas marcas en el piso.

Les invito a que lean los artículos donde relataré las exploraciones que se transmitirán en vivo los días sábados en estos sitios espeluznantes desde la cuenta oficial de Al Chile Digital, además de visitar la página oficial en Facebook  y el canal de YouTube de Proyecto Nictofobia para que vean demás exploraciones de este tipo que he realizado.

Te puede interesar: Sucesos paranormales ocurren en este oscuro y tétrico lugar

Síguenos en Facebook: ¡Al chile!