El tirarse de un tobogán siempre ha sido algo bien chido, pues sientes que se te suben los… ajá eso, a la garganta, ahora vean este que inventaron que se encuentra en el mar y quien se sube “desaparece” de repente en un laberinto.

Las caras que ponen los ijas cuando ya están adentro saben que ya valieron, les dejamos el video pa’ que echen un “oclayo”.