termómetro de pistola no dañan
No representa un daño potencial para el humano el termómetro infrarrojo

La nueva normalidad ha traído nuevas rutinas; entre las que están la toma de temperatura para prevenir que alguien con síntomas de COVID-19 pueda atenderse a tiempo. Para ello se ha optado por usar un termómetro de pistola que emiten una luz infrarroja para medir el calor del cuerpo.

En redes sociales, durante los últimos días, ha corrido el rumor de que este termómetro de pistola pueden causar daños a la vista; a las neuronas, o que causan cáncer. Expertos aseguran que esto no es verdad, que la señal que emite la pistola no es perceptible ni dañina para el cuerpo humano.

A través de publicaciones en Facebook y audios de WhatsApp se alertó a la población para que evitara seguir utilizando estos instrumentos. Sin embargo, la toma de la temperatura es un protocolo de seguridad sanitaria y no pone en riesgo la integridad de las personas. Por el contrario sirve mucho para prevenir y detectar casos.

Uno de los audios que circulan en Whatsapp y Facebook pide que “No permitan que les tomen la temperatura con una pistola de termómetro láser directamente a la cara, porque si el rayo láser les toca los ojos podría provocarles un problema en la retina”. Pero esta afirmación no es verdadera.

La señal emitida por estos termómetros no es ni perceptible ni dañina para el ojo humano. Los termómetros de no-contacto, infrarrojos o de “pistola” funcionan con un sensor que interpreta la información infrarroja que emiten todos los cuerpos vivos.

Te puede interesar Cómo serán las misas en la nueva normalidad

FDA no ha especificado contraindicaciones

El nombre real de los dispositivos utilizados para medir la temperatura corporal en los establecimientos que siguen las normas de sanidad es Termómetro digital infrarrojo.

En su página web oficial, la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA) no hace ninguna referencia específica sobre los termómetros infrarrojos o las posibles contraindicaciones que perjudiquen la salud.

De acuerdo con La Asociación Profesional de Optómetras de Argentina, así como con la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica del mismo país (ANMAT ), no existe ninguna conexión comprobada entre afecciones y el uso del dispositivo.

De hecho, la última indicó que los termómetros funcionan sin contacto, con un sensor infrarrojo pasivo que mide la temperatura corporal y que no emiten energía o radiaciones láser. Con lo que esta medición se convierte en una señal eléctrica que se representa en la pantalla digital, marcando la temperatura de la persona.

Síguenos en ¡Al chile! Facebook