martes, junio 22, 2021

La hepatitis, cuáles son los diferentes tipos y cómo diferenciarlos

La hepatitis es la inflamación del hígado, y es considerada una de las principales enfermedades que afectan a la humanidad, aquí te decimos cuáles tipos

Se trata de una infección, la hepatitis puede tener síntomas como fatiga, vómitos, náuseas y dolor del abdomen, además puede provocar que te pongas amarillo, ya sea en la piel o en los ojos; o que tu orina sea muy oscura.

Si se descuida, o no se detecta a tiempo, podría causar daños en el hígado muy graves, que incluso podrían llevar a la muerte. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS); más de 325 millones de personas en todo el mundo padecen esta enfermedad de forma crónica y 1,4 millones mueren cada año por esta causa.

Muchos ni siquiera se han dado cuenta que la padecen; pero esta enfermedad es la segunda más infecciosa y más mortífera después de la tuberculosis, destaca la OMS, y hay nueve veces más personas que contagiadas que infectados de VIH.

Se tiende a pensar que este padecimiento es solamente por ingerir sustancias tóxicas, como el exceso de alcohol, drogas o medicamentos, sin embargo hay otras causas; como enfermedades autoinmunes; pero la la más común en adquirirla por medio de los virus.

Tipos de hepatitis

A (VHA)

Esta variante es causada por el virus de la hepatitis A (VHA) que se transmite a través del contacto con restos de materia fecal de personas infectadas, ya sea por no lavarse las manos o por consumir agua o alimentos que están contaminados.

Las infecciones suelen ser leves , causando síntomas como diarrea, dolor de estómago, pérdida de apetito, náuseas, cansancio y fiebre. Y solo pocos casos resultan graves y potencialmente mortales. Además existe vacuna contra este tipo.

B (VHB)

Este tipo de hepatitis es uno de los dos más graves, ya que puede volverse crónica y generar insuficiencia hepática, cirrosis o cáncer de hígado.

El VHB se transmite a través de líquidos corporales infectados, en particular sangre y semen. Pero, aunque no tiene cura, hay una buena noticia: sí existen tratamientos eficaces.

Y, mejor aún: desde 1980 hay una vacuna que es capaz de prevenir la enfermedad. Se recomienda administrárselo a los chiquitos en las primeras 24 horas de vida.

Hepatitis C (VHC)

Esta es la otra variante más dañina y letal de las hepatitis virales. Y también cierra el grupo de las tres variedades más conocidas de este padecimiento.

Hoy se cree que el VHC genera cerca del 20% de las crónicas.

Sin embargo, tiene dos grandes diferencias con la hepatitis B.

La primera es que no provoca síntomas, por lo que la vasta mayoría de las personas infectadas no se enteran que tienen la enfermedad hasta décadas más tarde, cuando el daño al hígado es avanzado.

Esto seguramente explica por qué la hepatitis C es la principal causa de los trasplantes de hígado .

Te podría interesar ¿Cuándo amerita llevar a tu bebé a urgencias?

D (VHD)

Está ligada a la hepatitis B porque sólo pueden contagiarse del VHD las personas ya infectadas con el VHB.

Por eso, este virus es poco frecuente: se estima que el 5% de los pacientes con hepatitis B están coinfectados por el virus de la hepatitis D, que se transmite por las mismas vías (sangre y semen).

La buena noticia es que las vacunas contra la hepatitis B también protegen contra la hepatitis D.

E (VHE)

La hepatitis E se transmite de la misma forma que la A: a través de la ingestión de agua o alimentos contaminados, o por contacto directo con heces infectadas.

Al igual que la hepatitis A no causa problemas hepáticos crónicos, aunque puede ser más peligrosa en mujeres embarazadas.

F (VHF)

En1994 varios científicos descubrieron evidencias de un virus que causaba hepatitis y no era el A, B, C, D o E. Lo llamaron VHF.

Se trata de una infección muy infrecuente, que, se cree, se transmitiría a través de alimentos o agua contaminada.

Solo se han documentado unos pocos casos aislados en el mundo y hay muy poca información sobre esta forma de hepatitis.

G (VHG)

Este virus, identificado en 1996, solo suele afectar a personas ya infectadas con hepatitis C.

Pero, a diferencia del vínculo hepatitis B y D, estar infectado con VHG no empeora la hepatitis C.

Esta información fue publicada por el medio informativo

Síguenos en ¡Al chile! Facebook

Bella Ruiz
Bella Ruiz
Reportera en Grupo Megamedia Nacida en CDMX, alma errante... Periodista de profesión. Amante de la vida, de las letras.

Publicidad

Las más leídas

Publicidad