Como muchos ya sabrán en  gringolandia acostumbran en el medio tiempo de los juegos como el básquetbol  y béisbol hacer lo que se conoce como “Kiss Cam” esto para que no se aburran los ijas mientras se reanuda el juego.

Este juego invita a los asistentes a responder con un beso en la buchaca cada que la cámara los toma, pero en esta ocasión no salió tan bien ya que le hicieron el feo a una nenorra.

Todo ocurrió durante el encuentro del pasado domingo entre Chicago Bulls y Boston Celtics cuando el rechazo quedó grabado y se ha vuelto viral en Internet. Todo comienza cuando un fanático del elenco verde no responde a picorete  y sigue hablando por teléfono, mientras su nenorra le tocaba el brazo pa’ que viera la cámara y la besara.

Si bien no se sabe si fue neta esto o es parte de una actuación publicitaria, lo cierto es que todo el estadio abucheó al vato cuando la mascota de los Bulls le tiró la cheve encima y se llevó a su novia.