jueves, octubre 15, 2020

Nena murió de hambre, sus padres adoptivos escondían la comida

Los cercanos están indignados, luego de que una menor de solo 10 años murió de hambre, porque sus propios padres le escondían la comida

Se trata de Josie Ann Abney, de 10 años, quien murió de hambre el pasado 3 de octubre en un hospital de Misuri, Estados Unidos.

La niña tuvo un desmayo, y la llevaron al hospital porque no respondía, por desgracia su cuerpo no resistió el estado anémico y perdió la vida; llegó demacrada, y muy deshidratada, al intentar realizarle análisis, no fue posible.

Los médicos forenses determinaron que su estado era de total desnutrición, pesaba solo 15 kilos, que es la mitad del peso aproximado de un menor de esas edad. Sus huesitos eran visibles, tenía un aspecto de abandono.

Los documentos judiciales; citados por la prensa local, señalan que los huesos de la menor eran visibles y que su piel estaba completamente cubierta de moretones, lo que la hacía parecer víctima del Holocausto”.

Te podría interesar Captan mujer limpiándose los mocos con los cubrebocas que vendía

Al realizar investigaciones en la casa, descubrieron que el refrigerador tenía candado, y que todos los alimentos estaban guardados, escondidos, fuera del alcance de la menor.

También encontraron que la pareja escondía bocadillos en su habitación, mientras que en el dormitorio de Josie solo había un colchón y una lámpara, así como una cerradura en la parte exterior de la puerta.

Randall Susan Abney, los padres adoptivos dieron su versión a las autoridades, diciendo que la niña estaba así de delgada porque ella misma decidió dejar de comer. Y que no la habían llevado antes al médico pues tenían miedo de que los juzgaran, “miedo a lo que pensarían los demás” argumentaron.

Fueron citados a comparecer y las investigaciones continuarán.

Síguenos en ¡Al chile! Facebook

Publicidad

Las más leídas

Publicidad