Se las aplicaron bien bonito a unos “cazadores” de fantasmas, que lo más seguro es que sus “chones” los hayan dejado bien caldeados.

Resulta que unos productores decidieron darles lo que tanto estaban buscando, una buena actividad paranormal, y crearon un personaje llamado “El hombre búho”, para eso entraron al Hospital para Niños St. Mary, que se encuentra abandonado, en donde escondieron unas 7 cámaras pa’ ver bien como se surraban de miedo los ijas “valientes”.