oxígeno medicinal

Empresas proveedoras de oxígeno medicinal, reportan estar al límite de su capacidad, pues hay escasez, debido a la alta demanda por enfermos de COVID-19

En medio de la pandemia del COVID-19, las necesidades de personas con síntomas leves que deciden quedarse en casa y conforme transcurre la enfermedad necesitan oxígeno medicinal, ha causado escasez en las empresas prestadoras de este servicio.

Así que el incremento de casos de Covid-19 ha hecho que la demanda de oxígeno aumente de manera considerable y escaseen tanto cilindros como concentradores portátiles.

Es tal la demanda, que en algunos negocios dedicados a la venta y renta de estos equipos ya no cuentan con tanques, ni siquiera para arrendamiento.

“La situación ha rebasado a todos los comerciantes”, señala Francisco Molina Correa, gerente de Aler del Sureste, donde los equipos comenzaron a escasear a partir de que se registraron los primeros 600 casos de Covid-19 en la entidad.

“Hasta abril estábamos con venta normal, pero de repente subió cuando se dispararon los casos”, asegura. “Los proveedores tampoco tienen en existencia”.

Molina Correa supone que la escasez de estos aparatos se debe a que “mucha gente compró o rentó, por si las moscas”.

“En su desesperación y ante los rumores de que no estaban aceptando pacientes en los hospitales la gente comenzó a buscar tanques y concentradores de oxígeno”, explica.

En esa empresa, dice, reciben diariamente unas treinta llamadas de gente pidiendo estos equipos. “Nos da mucha pena con las personas, pero esto ya rebasó la demanda”, lamenta el entrevistado.

En Oxivime, negocio que comercializa este tipo de aparatos, desde el 18 de junio se anunció en sus redes sociales que “debido a la alta demanda por la contingencia, por el momento no contamos con renta de equipos de oxígeno hasta nuevo aviso. En servicio de recargas de oxígeno y venta de consumibles sí hay servicio”.

Te puede interesar Nuevas restricciones a la venta de alcohol y la movilidad en Yucatán

Sin fecha para resurtimiento

Los establecimientos no saben cuándo podrían llegar nuevos aparatos, los cuales, además, podrían subir de precio como los concentradores de oxígeno, que se vendían en $18,000 y ahora pueden llegar a costar hasta $30,000 en portales como Mercado Libre. En tanto, el precio de los tanques de oxígeno de 680 litros va de $4,500 a $10,000, aunque éstos se tienen que rellenar cada vez que se agote el gas.

En el caso de los concentradores, Molina Correa explica que el aparato toma oxígeno de la atmósfera, el cual concentra para luego poder administrarse, y, por consiguiente, no es necesario rellenarlo.

Síguenos en ¡Al chile! Facebook