viernes, julio 30, 2021

No deberían reabrir las playas de Progreso, durante el verano

Autoridades municipales están de acuerdo en que las playas de Progreso deben quedar cerradas durante el verano por seguridad de todos

“Las playas de Progreso deben quedar cerradas durante todo el verano, no hay por qué exponer la salud de los habitantes de esta ciudad y de las comisarías; abrirlas sería propiciar que se dispare el coronavirus en este puerto”, señaló Frank García Gómez, presidente de la Unión de Locatarios del Mercado Municipal.

Frank García, quien también es presidente del comisariado ejidal de Progreso, recordó que en el municipio hay 50 casos confirmados de coronavirus; de acuerdo con el reporte oficial de la Secretaría de Salud, y consideró que abrir las playas sería propiciar que se dispare la COVID-19 en esta ciudad y comisarías.

El comerciante señaló que hay que aceptar que la temporada de verano no será igual como la de años anteriores en la que arribaban miles de paseantes que colmaban las playas; en esta ocasión, por la pandemia del coronavirus, no deben arribar paseantes, lo más recomendable es que todos se queden en sus casas, “que no vengan al puerto, que no se expongan ni expongan a los habitantes”.

Verano en las playas de Progreso, antes del coronavirus

Te puede interesar Restaurantes de Progreso se alistan para reabrir sus puertas

Meridanos, no deberían salir

En Mérida, agregó, es donde hay más casos de coronavirus, así que los meridanos son los que menos deben salir de su ciudad, que se queden en sus casas; los temporadistas que están llegando pueden estar contagiados y no lo saben, y al acudir a los comercios de la ciudad y puertos pueden contagiar a los habitantes.

En definitiva, señaló Frank García, no se debe promover la reapertura de las playas, sino apoyar a que permanezcan cerradas todo el verano, todo el tiempo que sea necesario, que podría ser todo lo que resta del año.

“Playas y malecón deben quedar cerradas por tiempo indefinido para evitar aglomeraciones y que lleguen no solo meridanos sino paseantes del interior del estado y otras ciudades. La medida debe estar vigente hasta que los casos de coronavirus disminuyan”, señaló.

En opinión de Frank García, en los períodos vacacionales, la mayoría de los paseantes que llegan al puerto traen sus alimentos y refrescos, en el puerto compran bebidas alcohólicas, buscan las playas, dejan mucha basura, aunque también dejan derrama económica, pero solo que ahora la situación es crítica por el aumento del coronavirus.

También señaló que las ventas en el mercado municipal se han desplomado, ya cerraron numerosos locatarios por falta de recursos, hay poca clientela por la COVID-19.

Comentó que si no hay control, si los temporadistas salen de sus casas de playa y acuden a los comercios, podría ser que en Progreso haya más contagios, por eso consideró que de entrada las playas deben quedar cerradas y esperar que la situación de la COVID-19 mejore.

Publicidad

Las más leídas

Publicidad