Se le infló de más la llanta

Segismundo Gómez Alonzo, lesionado al estallar una llanta

Un veterano reparador de neumáticos sobrevivió ayer jueves al estallido de una llanta que inflaba, aunque sufrió golpes y heridas abrasivas y fue hospitalizado, en Motul.

Alrededor de las 18 horas, Segismundo Gómez Alonzo, de 65 años de edad, se encontraba en su taller vulcanizador, en la calle 28 entre 37 y 39, y reparaba las llantas de una camioneta del último cliente de la jornada de ayer.

Cuando estaba a punto de terminar de inflar el último neumático, éste estalló ante él.

Pedro Pech Canul llevó su camioneta Chevrolet de modelo antiguo, color blanco, placas YP-35-522, para que verifiquen la calidad de los neumáticos y que estén calibrados con el aire.

Sin embargo, estalló la llanta delantera derecha del vehículo y Gómez Alonzo fue aventado unos dos metros. El trabajador resultó con el rostro y brazos ensangrentados.

Vecinos del rumbo y familiares llegaron a auxiliarlo y lo metieron al taller para esperar la llegada de los paramédicos a los cuales llamaron.

Los paramédicos le prestaron los primeros auxilios por las heridas abrasivas en tórax, cráneo y brazos. Luego trasladaron al herido a la clínica del Seguro Social, donde los médicos lo internaron para observación.