Con ascenso meteórico

El “Brujo” pasó de sumar 20 minutos en la Liga MX en 2017 a ser la esperanza del Guadalajara para el C2020

Tras consumar su fichaje con Chivas, Uriel Antuna ha vivido un ascenso meteórico en tan solo dos años de carrera futbolista, pues pasó del anonimato a ser seleccionado nacional y convertirse en refuerzo ‘bomba’ del Rebaño Sagrado.

Desde su debut en 2017 con tan solo 20 minutos disputados en Primera División, Antuna ha elevado su experiencia futbolística a niveles impensados.

Si bien es cierto que su paso por el Groningen de Holanda fue efímero, el habilidoso delantero aprendió el estilo de juego europeo, mismo que le fue suficiente para destacar en su llegada a la MLS con LA Galaxy.

Como parte de la galaxia, el ‘Brujo’ disputó 31 partidos, siendo su mejor registro de minutos como profesional, lo que le sirvió para llamar la atención e Gerardo Martino, entrenador de la Selección Mexicana.

Pero eso no fue suficiente para Uriel Antuna, quien supo aprovechar su primer llamado para colarse en la lista final de la Copa Oro, torneo en el que fue clave para que el Tri se coronara.

Cabe destacar que tales actuaciones estuvieron cerca de truncar la llegada de Antuna al Rebaño, pues hubo equipos europeos interesados en contratar a la ‘joya’ mexicana; sin embargo, el seleccionado nacional apostó todo al Guadalajara.