se sacó la lotería y no lo quería compartir

Un padre de familia se sacó la lotería y no lo quería compartir, bueno, pues el pleito escaló a los tribunales, aquí todo el chisme

Un hombre de Maine, que ganó uno de los premios de lotería más grandes en la historia de Estados Unidos, se sacó la lotería y no lo quería compartir, 1350 millones.

La disputa surgió después de que el hombre, cuyo nombre no se reveló, fue acusado por sus familiares de no compartir los mil 350 millones de dólares del premio Mega Millions.

El conflicto comenzó cuando la madre de su hija, identificada en la corte como Sara Smith, supuestamente rompió un acuerdo de confidencialidad al informar a otros familiares sobre la fortuna.

Este acuerdo establecía que la información debía permanecer en secreto hasta que su hija cumpliera 18 años en 2032.

La situación se complicó cuando Sara Smith afirmó que fue el propio ganador quien primero compartió la noticia con su familia, lo que contradijo la acusación inicial.

Documentos judiciales revelaron que el padre del ganador apoyó esta versión, diciendo que su hijo le había informado sobre el premio y discutido sus planes para el uso del dinero.

El ganador del premio de lotería recibió más de 500 millones de dólares en un solo pago a través de una empresa de responsabilidad limitada.

Según el padre del ganador, su hijo le prometió varios proyectos costosos, como la construcción de un garaje para restaurar autos antiguos, la compra de su casa de infancia y la creación de un fondo de un millón de dólares para futuros gastos médicos.

Te podría interesar: VÍDEO: Abuelita gana la lotería y comparte el premio con el cajero que le vendió el boleto

Promesas rotas y relaciones destrozadas

A pesar de estas promesas, la relación entre el padre y el hijo se deterioró. El padre afirmó que nunca pidió dinero, pero su hijo le había prometido varias cosas sin que él lo solicitara.

Sin embargo, después de estas promesas, el ganador del premio cortó toda comunicación y no cumplió con ninguna de sus promesas.

El padre también mencionó que su hijo le prohibió hablar con Sara Smith y relató un encuentro tenso en el que le dijo a su hijo que no lo reconocía, lo que llevó a un enfrentamiento verbal.

Este incidente no solo subrayó los problemas legales y morales que pueden surgir tras ganar un premio de lotería significativo, sino también cómo tales ganancias pueden alterar profundamente las relaciones familiares y personales.

Según la American Bar Association, si se ha hecho un acuerdo verbal o escrito con familiares o amigos antes de comprar el boleto, podría haber una obligación legal de compartir el premio.

Los tribunales han respaldado tales acuerdos en algunos casos, destacando la importancia de tener claras las expectativas y acuerdos antes de ganar.

Síguenos en Facebook: Al chile Yucatán