Un impulso a la industria

Más de la visita del titular del Ejecutivo estatal a una fábrica de Grupo Kekén. En menos de dos años, la empresa ha invertido más de cinco mil millones de pesos

Máe, consolidando su inversión en Yucatán, Grupo Kekén inauguró en días pasados tres nuevas instalaciones que le permitirán fortalecer su producción de productos cárnicos de cerdo: la planta procesadora de Sahé, la planta de alimentos balanceados “San Antonio” y el centro de selección genética de Xaya.

Estas nuevas instalaciones industriales forman parte de un plan de inversión a mediano plazo a cargo de la empresa de origen yucateco perteneciente al Grupo Kuo y aumentarán en forma importante la capacidad de producción de Kekén, de acuerdo con un comunicado.

Kekén es la principal exportadora de carne de cerdo de México, atendiendo los mercados de Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea del Sur, Hong Kong y próximamente llegará a China y Cuba.

La planta procesadora de alimento Sahé en Tixpéhual tendrá una producción de 60 mil toneladas de alimento al mes, lo que equivale a 2.5 millones de cabezas de cerdo al año; esta capacidad la convierte en la mayor planta de su tipo en el país.

Además de su capacidad, en esta planta se procesarán cortes de carne premium para el mercado asiático, entre ellos brochetas, tipo estrella y luna.

Por otra parte, la planta procesadora de alimentos balanceados “San Antonio” está en el corredor industrial de Hunucmá, cercano a la Cervecería Yucateca y Envases Universales.

Ahí, en la primera etapa se producirán 23 mil toneladas de insumos que sirven para la alimentación de los cerdos, logrando una cadena de valor muy competitiva. Se espera que la producción alcance 60 mil toneladas mensuales.

Finalmente, el centro de selección genética de Xaya, localidad del municipio de Tekax, tendrá una producción de 60 mil hembras reproductoras seleccionadas al año. Con esta instalación de alta tecnología se asegura la calidad genética de los cerdos procesados por Kekén y con ello la calidad de los productos cárnicos.

Las tres plantas representan una inversión de unos 200 millones de dólares, aproximadamente tres mil 600 millones de pesos y coloca a la vanguardia a la industria porcícola estatal al tratarse de procesos automatizados, integrados e innovadores y con altos estándares de sustentabilidad.

Asimismo, las inversiones de Kekén contribuyen a la generación directa de tres mil empleos formales en diferentes localidades del estado como son Tixpéual, Hunucmá y Tekax, así como oportunidades de proveeduría y prestación de servicios, impactando positivamente en todo el territorio estatal.

Se calcula que bajo el modelo de aparcería, 200 granjas en municipios como Maní, Teabo y Tixméuac serán abastecedoras de cerdos para las plantas de Kekén, expandiendo los beneficios de empleos al sector rural.

Esta expansión forma parte de un plan de inversiones que Grupo Kekén anunció en 2016, con el objetivo de posicionarse como una de las mayores 20 empresas en el sector en el plano mundial.

Apuesta local

El presidente de Grupo Kuo, Fernando Senderos Mestre, señaló que la decisión de la firma para volver a apostar en Yucatán se basó en que es un territorio donde prevalece la seguridad, existe capital humano bien preparado y se encuentra aislado de enfermedades que pudieran dañar la producción.

Otro factor sumamente importante, destacó, es el impulso que el gobierno del Estado ofrece para facilitar nuevos asentamientos, brindando todas las comodidades para la consolidación de nuevas y mayores inversiones que encaucen un beneficio para todas las partes.

Ha sido una administración que ha creado el ambiente para que uno se sienta, como empresario, tranquilo de que puede apostarle a este estado porque nos han ayudado en todo lo que hemos necesitado para seguir creciendo, expresó. Nos sentimos francamente a gusto, yo ya tengo años en Yucatán y cuando digo que me siento yucateco es de verdad.

En julio de 2016, la empresa líder en el país inauguró las granjas Kinchil I y Kinchil II, cuya producción se dirigiría a cubrir el mercado local y el de exportación, especialmente el asiático.

Dos semanas después, ya en agosto de 2016, Kekén inició la exportación hacia Hong Kong de carne de cerdo congelada producida en Yucatán, partiendo del Puerto de Altura de Progreso, sumándose a otros mercados de primer mundo que ya recibían productos exportados de Kekén, como Japón, Corea, Estados Unidos de América y Canadá.

Producción

En este período de dos años, la inversión de Grupo Kekén ha superado los cinco mil millones de pesos y ha sido clave para permitirle a Yucatán pasar del quinto al cuarto lugar nacional en producción de carne de cerdo.

Con estas nuevas plantas, se calcula que la producción de carne de cerdo siga aumentando, y la presencia de Yucatán en el mercado nacional y de exportación siga mejorando.

También se corrobora que hoy, más que nunca en la historia, Yucatán cuenta con las mejores condiciones de capital humano, seguridad y certeza jurídica para la atracción y expansión de inversiones de carácter industrial.