sábado, julio 31, 2021

¡Sácame de acá mamá! escribió enfermera internada por coronavirus

Un desgarrador testimonio ha consternado a los usuarios, una mujer cuenta que su hija le envió un mensaje, sácame de acá, le decía

Se llamaba Noelia Mercado tenía 32 años, era estudiante de enfermería y se contagió. Se cree que fue desahuciada intencionalmente y dejaron de atenderla. Logró enviar un mensaje de WhatsApp a su madre en donde le decía: ¡Sácame de acá mamá!

La joven le escribió a su madre para pedirle que la sacara del hospital antes de morir a causa del coronavirus COVID-19 que padecía. Internada en un hospital ubicado en Río Cuarto, provincia de Córdoba Argentina.

Te podría interesar Joven argentina muere por coronavirus en espera de una cama de hospital

sácame de acá

El acontecimiento ocurrió en Argentina y sacudió a los habitantes de dicho país, pues es una muestra más del drama que viven las familias que se ven afectadas por esta enfermedad.

“Ella me decía por WhatsApp ‘por favor avisa que me vengan a canalizar, estoy con fiebre, con 39 grados’. Se llevó el termómetro como estudiante de enfermería que era, también el saturómetro y la medicación y me escribía ‘estoy saturando mal, sí o sí voy a tener que tomar la medicación hasta que vengan’”, dijo la madre.

La mujer, visiblemente afectada, narró que la joven estuvo internada por cuatro días en el Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto, donde al parecer no la atendieron bien.

“Ella ya no podía hablar, llamaba a los enfermeros y nadie la escuchaba; pasaba hora y media o dos horas y no llegaban a atenderla, pedía agua, que la ayudaran porque se estaba muriendo y ya no saturaba, ya no tenía más oxígeno”, denunció la señora al mostrar los desesperados mensajes de WhatsApp que recibió por parte de su convaleciente hija.

Lograron hacer una última videollamada

En sus últimos momentos, la joven logró entablar una videollamada con su madre, la señora pudo percatarse en las condiciones deplorables en las que se encontraba Noelia, pese a ser enfermera y haber arriesgado su vida.

A través de una videollamada pude ver cómo ella tenía la boca toda lastimada de la deshidratación que el COVID-19 hace que tenga. En toda la madrugada, mientras nos fuimos escribiendo, cuando le consulté si le habían dado agua, me dijo que se la dieron recién a las 3 de la mañana, o sea, tres horas después de que empezó a pedirla”, aseguró la madre.

Ante esta polémica la vicedirectora del Hospital San Antonio de Padua, Valeria Alaniz, refirió que la paciente “siempre recibió toda la atención por parte de enfermería, médicos y kinesiología”. Cabe destacar que a Noelia Mercado le sobrevive su pequeño hijo de 10 años.

Síguenos en ¡Al chile! Facebook

Publicidad

Las más leídas

Publicidad