martes, octubre 26, 2021

Cuatro historias aterradoras de muñecas malditas (Vídeo)

Un objeto inocente que cualquier infante podría recibir de regalo se puede convertir en una aterradora posesión y formar parte de una historia más de estás muñecas malditas

Con el paso de los años, las historias sobre muñecas malditas se hacen más frecuentes, según algunos especialistas en lo paranormal, explican que los espíritus están más despiertos que nunca.

Cada vez hay más registros de sus sucesos aterradores relacionados a muñecos, juguetes y objetos que no deberían moverse por sí mismos.

Muchos espíritus, almas o espectros, suelen materializarse dentro de estos objetos para poder tener un contacto con el mundo terrenal.

En algunos casos, ciertas circunstancias se alinean para crear un objeto con tal poder, que pueden abrir dimensiones desconocidas y aterradoras, los conocidos “poltergeist.”

Una explicación racional a estos fenómenos se puede aclarar con la pediofobia; es el miedo irracional a los muñecos, y no solo a los muñecos con imagen diabólica, sino cualquiera de ellos.

Sin embargo, los casos que te presentamos a continuación van más allá de solo un trastorno psicológico, prepárate.

1.- La isla de las muñecas

Ubicado en los canales de Xochimilco, al sur del centro de la Ciudad de México, muy cerca del estadio de fútbol Estadio Azteca se encuentra la Isla de las Muñecas que se ha convertido en un atractivo turístico para visitantes de todo el mundo.

Según cuenta la leyenda, un vigilante conocido como don Julián descubrió el cuerpo de una niña a la orilla del lago, por lo que desesperado hizo todo lo posible para salvarle la vida, sin embargo, la pequeña murió por causas extrañas y desconocidas.

Tras lo sucedido, el señor vigilante se sentía atormentado y aseguraba que el espíritu de la niña había poseído a una de las muñecas.

Así que don Julián, para protegerse comenzó a colgar muñecas de todo tipo y tamaño alrededor de la laguna situada en Xochimilco.

Al paso del tiempo el hombre aseguraba que todas las muñecas estaban poseídas por espíritus infantiles, poco a poco el señor se fue convirtiendo en un ermitaño y comenzó a habitar en su isla.

Tiempo después don Julián fue hallado sin vida justo en el mismo lugar donde él había encontrado a la niña que trató de salvar, algunos dicen que se sentía culpable por no haberla salvado y que por eso se había vuelto loco.

2.- Felicity Kadlec, la mujer que se casó con su muñeca “zombi”

La mujer de 21 años, Felicity Kadlec obtuvo a la muñeca satánica desde los 13 años y asegura que es la mejor pareja que ha tenido.

De acuerdo con información de algunos portales de internet, Felicity Kadlec, aseguró que mantiene una relación con la muñeca satánica, a la que nombró como Kelly, desde hace seis años, después de darse cuenta de sus sentimientos.

Confesó que a los 16 años empezó a desarrollar sentimientos por la muñeca, que al principio negó. “Tuve novios  en el pasado y siempre pensaba que estaba enamorada de ellos, pero nunca me hicieron sentir como me siento ahora”, dijo la adolescente.

Aunque sabe que muchas personas no entienden su relación, aseguró que lo que siente por su muñeca Kelly es amor verdadero e incluso se tatuó su nombre en un brazo.

“La acaricio y me siento segura con ella, siento una conexión genuina”, asegura la joven. Felicity ha comprado ya los anillos de boda, que se celebrará en el mes en que ambas cumplen años.

3.- La historia oscura de la muñeca japonesa Okiku

En un templo japonés permanece Okiku, una enigmática muñeca poseída por el espíritu de una pequeña niña fallecida.

El caso de la muñeca Okiku tuvo lugar en Japón. Allí, una niña de tres años llamada Kikuko Suzuki contrajo una enfermedad terminal, que la obligó hacer reposo absoluto durante meses.

Frente a esta triste situación, su hermano mayor, Eikichi Suzuki, de 17 años, viajó a una ciudad cercana para elegirle el mejor de los regalos para la pequeña.

Entre decenas de juguetes, el joven optó por una preciosa muñeca de porcelana, de unos 40 centímetros. Ésta tenía pelo negro por la altura de los hombres y un tradicional kimono japonés. Sus ojos también llamaban poderosamente la atención.

Lo cierto es que a los cinco meses, la niña falleció dejando sin consuelo a su familia.

En medio de la profunda tristeza, la familia se percató de un hecho aterrador. A la muñeca que habían dejado junto a los restos de su hija, le crecía el pelo.

Sí, el cabello negro azabache del juguete pasaba la línea de sus hombros y, en pocas semanas, llegó hasta las rodillas.

La familia comenzó a pensar de esta manera que el espíritu de la Kikuko habitaba en la muñeca.

Te podría interesar: Ponen a la venta la casa donde se filmó “El Conjuro”

4.- La historia real de Annabelle, la muñeca diabólica

Se cuenta que todo comenzó cuando Deirdre recibió por su cumpleaños un regalo de su madre, una muñeca de trapo “Raggedy Ann” con hilos rojos como cabello y una nariz roja triangular.

Deirdre era enfermera y vivía en un apartamento con Lara, quien tenía la misma profesión. Estas chicas nunca se imaginaron que esta inocente muñeca, escondía un oscuro secreto, el cual pronto iban a descubrir.

La pesadilla comenzó con pequeños fenómenos paranormales, siempre que las jóvenes llegaban a su hogar, encontraban a la muñeca Annabelle en diferente posición de cómo la dejaron, generalmente le gustaba cruzar las piernas.

Después empezó a moverse de un lugar a otro, ella siempre estaba en la cama de Deirdre pero aparecía en otros lugares de la casa, como en una silla, un sofá o cualquier rincón.

También dejaba mensajes escritos en un pergamino, los mensajes decían: “Ayúdanos”

Tras estas manifestaciones paranormales, las enfermeras decidieron llamar a una médium, quien pudo contactar con el espíritu que habitaba en la muñeca diabólica.

Se decía llamar Annabelle Higgins, una niña de 7 años que perdió su vida en la propiedad antes de que los apartamentos fueran construidos.

Sin embargo, los investigadores paranormales, Ed y Lorraine Warren descubrieron la verdad sobre el ente que guardaba los hilos de la muñeca.

Era una entidad que nunca fue humana, un malévolo espíritu que uso el nombre de Annabelle como mascara, un oscuro ente quien movía a Annabelle como títere para simular que estaba poseída, así es, se trataba de un demonio.

Publicidad

Las más leídas

Publicidad