Por estallar “bombitas” niños queman dos casas en Peto

PETO.- Por razones desconocidas dos casas de paja se quemaron en un predio ubicado en la calle 7 entre 26 y 28 de la colonia Miraflores, lo que originó una rápida movilización de bomberos y de la policía municipal.

Los hechos se suscitaron alrededor de las 12:30 del día cuando cuatro menores de edad estaban jugando con unos fuegos pirotécnicos conocidos como “cerillitos”.

Según datos proporcionados por la policía municipal, los menores de dos, seis, ocho y 10 años, se quedaron en su casa debido a que sus papás se fueron a un terreno que tienen a unas cuadras de su casa.

Los menores comenzaron a jugar con los cerillitos y chispitas y cuando se dieron cuenta, las casas ya se habían incendiado, por lo que rápidamente fueron a decirle a sus papás lo que pasaba.

La unidad 843 de los bomberos llegó al lugar e iniciaron con los trabajos para apagar el fuego, sin embargo, las dos construcciones, una casa y un baño, fueron consumidos en su totalidad por el fuego.

Te puede interesar: Prohíben uso de bombitas en Tekit

Prácticamente fue pérdida total, se quemaron ropas, hamacas, muebles, bicicletas y diferentes utensilios de cocina, por lo que la perdida fue cuantiosa.

La casa que se quemo es de seis metros por seis y el baño de cuatro metros por tres, prácticamente solo quedaron parados algunas maderas convertidas en carbón.

La familia estaba desconsolada por lo ocurrido, incluso ellos indicaban que no saben realmente que ocasiono el incendio, aunque se confirmó que los menores estaban jugando con los fuegos artificiales (cerillitos y chispitas).
Al lugar llego la unidad 6374 y 6371 de la Secretaría de Seguridad Pública, así como patrullas de la policía municipal.

Los vecinos y la familia no pudieron hacer nada para controlar el incendio, pues en cuestión de minutos todo fue consumido por el fuego.

Los oficiales exhortaron a los padres de familia a vigilar a sus hijos para evitar algún incidente, sobre todo que se evite el uso de estos artefactos por el riego que implica.

En este caso, los menores salieron ilesos pero las pérdidas fueron económicas.